Proyecto Diversidad Ilustrada

«El proyecto artístico Diversidad Ilustrada supone un marco de acción y de trabajo para la realización de diversas acciones y actividades en favor de visibilizar y normalizar la diversidad en la sociedad.»


Contexto.

Zygmunt Baunman la denominó Modernidad Líquida ya que nada es estable y su comportamiento es más parecido al de los líquidos, los acontecimientos fluyen sin que puedan ser controlados. El saber ha pasado a estar almacenado en la red, donde viaja sin control y cualquiera puede acceder a él, modificarlo o tergiversarlo. Ya no hay una sola verdad, sino que hay muchas. El ser humano no queda excluido de esta fluidez y se transforma en un ser “nómada” que cambia constantemente de trabajo, de orientación o condición sexual y que es capaz de decidir su propio camino, prevaleciendo la individualidad frente a la sociedad. La diversidad individual se convierte de esta forma en el rasgo común.

La sociedad actual es compleja y poco estable y es, de acuerdo a Acaso y Megías (1), el resultado de la tercera revolución tecnológica provocada por la aparición de internet al final del s. XX.

Por su parte, la filósofa Rodríguez Magda define esta nueva realidad como Transmodenirdad, en contraposición a la situación previa, la Postmodernidad, que ya da por superada. El territorio físico ha sido sustituido, en gran medida, por el ciberespacio, en el cual la realidad virtual se convierte en la auténtica realidad. Este nuevo espacio permite conectar a individuos afines anteriormente aislados, se otorga así visibilidad a grupos que eran minoritarios en espacios físicos separados, pero que no lo son tanto en la globalidad del espacio virtual. De esta manera, minorías étnicas o sexuales muestran y reivindican la diversidad presente en la sociedad haciendo uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y de las redes sociales. Es aquí donde adquieren su verdadera dimensión como herramientas de difusión de la diversidad.

Sociedad Actual.


De acuerdo a los mismos pensadores, la sociedad actual está definida por el cambio continuo a una gran velocidad, lo que se traduce en inestabilidad y necesidad de adaptación constante. Nada es estable, todo es cambiante.

En esta nueva sociedad de la comunicación, los mensajes son también efímeros y veloces. El principal medio de comunicación es internet, donde las redes sociales se han convertido en los nuevos canales a través de los cuales mantenerse informado. En ellas predomina el lenguaje audiovisual, imagen y video, frente al escrito. Estos nuevos lenguajes, tienen sus propios códigos y son utilizados conscientemente para lanzar mensajes.

Además de internet, han aparecido nuevas herramientas que ayudan a generar nuevos contenidos audiovisuales de calidad y facilitan su publicación en las redes sociales. Muchas de estas app’s son gratuitas y de uso sencillo e intuitivo.

Es, precisamente, a través de las redes sociales y de estos contenidos audiovisuales, como “minorías” anteriormente excluidas muestran su realidad al resto del mundo. Permiten conectar a nivel global, y virtual, a realidades que anteriormente estaban aisladas en entornos físicos donde eran minoritarias. La minoría local invisible se transforma así en una mayoría visible a nivel global gracias a internet, a las redes sociales y a los nuevos lenguajes audiovisuales.

Diversidad Humana:

1. f. Variedad, desemejanza, diferencia.

2. f. Abundancia, gran cantidad de varias cosas distintas.

— RAE: Real Academia Española

Diversidad Humana.

Si se aplica este concepto al ser humano, se hablará, entonces, de diversidad humana. Modii la define como “La variedad de características personales específicas que hacen a cada ser humano único y diferente de los demás. Estas cualidades distintivas de cada persona conforman también la pluralidad de identidades que enriquece las sociedades.” Cabe destacar el componente positivo que, de acuerdo a Modii, la diversidad aporta. Por lo tanto, no solo no se deberá estandarizar y señalar al diferente, si no que se deberían potenciar las características que diferencian a unos de otros, sin confrontarlas.

Actualmente hay numerosos movimientos que tratan de visibilizar y normalizar la diversidad. Así la afectiva, sexual o de género es defendida por el movimiento LGTBIQ+. En este proceso, la visibilidad de este colectivo y de los problemas que padece es vital para conseguir sus objetivos. Es ahí donde nuevos lenguajes audiovisuales, como la ilustración, combinados con la comunicación en redes sociales se convierten en herramientas muy potentes para sus reivindicaciones.

Ilustración.

Un lenguaje «amable» en auje


De acuerdo a Armengol la ilustración es “… una imagen narrativa particularmente persuasiva. Su lenguaje, con sus elementos, códigos, sintaxis y propiedades secuenciales, está plenamente capacitado para transmitir mensajes narrativos completos y eficaces” (p.239). Es por lo tanto un lenguaje visual con capacidad de contar, donde la carga simbólica predomina sobre la representación fidedigna de la realidad. Aguado y Salvador le reconocen el carácter narrativo, su poder de persuasión y su eficacia comunicativa, su poder “… reside en su sencillez y capacidad de motivar”. Por su parte Ayala profundiza en el carácter narrativo de las ilustraciones y el poder que tienen de expresar opiniones, emociones y sentimientos.

A modo de resumen, se puede concluir que la ilustración es un lenguaje amable, capaz de narrar y enviar mensajes y que es capaz de conectar con la parte emocional de las personas sin resultar ofensivo. Por ello es tan válido su uso desde el punto de vista del observador como del generador de contenidos.

Algunos de los factores que han hecho que a lo largo de la historia la ilustración floreciera han sido las innovaciones tecnológicas. Parte del éxito de la ilustración actual puede estar en el hecho de lo fácil y barato, gratis en muchos casos, que puede resultar ilustrar usando nuevas aplicaciones que se puede usar desde una tablet y obtener muy buenos resultados, y la posibilidad de la autoformación en su uso que se puede hacer a través de tutoriales gratuitos online.


Instagram como altavoz de diversidad.

Como se ha comentado previamente, las redes sociales se han convertido en los principales medios de comunicación de la sociedad actual, e Instagram, es una de las más importantes.

Es, sin duda, la red social de la imagen por excelencia, ya que el perfil de cada usuario es un tablero de imágenes, la mayoría fijas. Comunica a través de imágenes, potenciando el lenguaje audiovisual frente a otros como el escrito.

Se ha convertido en una de las mayores redes de divulgación de artistas, y en esta red los ilustradores encuentran una plataforma gratuita a través de la cual mostrar su trabajo al mundo e ilustradores que se han convertido en auténticas celebridades.

La utilización de hashtags ayuda en la búsqueda, identificación y clasificación de la información. Es por ello que es una herramienta perfecta tanto para la búsqueda de información como para la publicación de la propia obra.

En la misma red se puede observar, además, que no hay un único estilo válido de ilustración. Se pueden encontrar ilustradores muy figurativos y elaborados y otros con un estilo mucho más sencillo que recuerda a los dibujos hechos por los niños.

Esta variedad valida cualquier estilo y pone el foco en el mensaje enviado y no en la técnica. Favorece así la idea de diversidad. Los discursos que potencian la diversidad y los microrrelatos y contrarrelatos han encontrado también su canal de divulgación en Instagram. De esta manera se pueden encontrar ilustrador@s con un claro posicionamiento dentro de la cultura LGTBIQ+.

Esta exposición muestra una selección de los más representativos a nivel nacional y local.